Granitos blancos en la vagina y vulva.

Los granitos blancos que aparecen en la vulva suelen ser acumulaciones de grasa en las glándulas sebáceas.

Estos granos, en principio son inocuos, pero si se tratan de manipular pueden irritar la zona y, con el tiempo y buena higiene suelen desaparecer.

Si predomina el prurito y la sensación de escozor, es posible que exista una leve infección, cuyo origen deberá dictaminar el médico. Una infección bacteriana, o una causada por hongos o levaduras puede estar causada por lavar demasiado la vulva. Es suficiente hacerlo una vez al día con agua corriente, sin jabones u otros productos que pudieran romper el equilibrio bacteriano y de pH. Por eso es conveniente seguir estos consejos:


  • Nunca use jabón perfumado o aerosoles en el área vaginal, incluso aquellos que están diseñados para uso vaginal.
  • No tome baños muy calientes y siempre limpie de adelante hacia atrás para evitar que la materia fecal en la vagina. Seque la vagina después del bañarse, la ducha y la natación.
  • Nunca se debe usar jabón perfumado o aerosoles en el área vaginal, incluso aquellos que están diseñados para uso vaginal.
  • No te rasques la zona afectada, pues los hongos pueden adherirse a las uñas y propagarse.
  • Evita la ropa muy ceñida y procura evitar las ropas que sean sintéticas.

Otros factores desencadenantes son: haber estado tomando antibióticos, padecer diabetes o tomar píldoras con un alto contenido en progesterona. Referente a un posible desequilibrio hormonal, también un déficit de estrógenos puede provocar sequedad vaginal. El médico podría por tanto decidir investigar los niveles hormonales en tu organismo.

No te queda más remedio que hacerte examinar por el médico, o bien tu ginecólogo o en tu centro de planificación familiar. El tratamiento consistirá bien en antibióticos (infección bacteriana), bien en cremas, óvulos vaginales o comprimidos (hongos).

No hay que descartar tampoco una afección cutánea, para la que pueden hacer falta corticosteroides.

Tras el diagnóstico, y dependiendo de si se trata de una infección de transmisión sexual, pregunta al médico si tu pareja debe también medicarse (para evitar posibles nuevos contagios). Y mientras no se solucione esto, usa preservativo en tus relaciones sexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...